ELEGIR EL COLOR ADECUADO

Cuando proyectes el ambiente en el que te apetece estar, dale a los tejidos el lugar que se merecen, escogiendo los adecuados para que transmitan ese mundo en el que quieres refugiarte. Sea  sofisticado, desenfadado, fresco, elegante, sobrio… , enriquécelo con mezclas de texturas y combinaciones acertadas que aportarán el deseado efecto final a un buen interiorismo. No es que barramos para casa (que también), pero nosotras solemos empezar los proyectos por escoger las telas y el colorido base, y a partir de ahí desarrollamos el resto. El color y las texturas, inciden tanto en nuestro estado de ánimo y nuestro bienestar, que les concedemos la mayor de la atención. Las telas nos enamoran todos los días.