ESOS LOCOS BAJITOS

No hay nada más sencillo y menos comprometido, para dar vida a una habitación infantil que utilizar un buen papel, éstos de @borastapeter son un caramelo. No hace falta llenar el cuarto con esos muebles “mamotreto” llenos de escaleras, toboganes y demás gadgets de parque temático (lo siento pero no me gustan nada), que no dejan espacio para que el niño se mueva, que para limpiar son una tortura y que para hacer la cama te tienes que subir a una escalera. Una cuna y una cómoda/cambiador (para un bebé) a sustituir por una cama y un escritorio más adelante y lo que cambias para darle a  la habitación la impronta de la edad del niño, son los detalles y accesorios (cojines, papel, telas, y adornos al gusto) .¿Y el espacio para almacenar?; preguntarán algunos. Afortunadamente, el mercado hoy ofrece mil opciones de enseres para almacenar, ligeros y funcionales; no hay necesidad de ocupar el área del cuarto para obstaculizar el movimiento.  Además, siempre nos quedarán las soluciones a medida, (de las que personalmente soy muy partidaria) con muebles escamoteables, colgados, de techo….. en fin, un mundo de posibilidades para multiplicar y no para reducir.